La falta de testigos era un problema. Nadie había visto ni oído nada. La zona próxima a la playa no estaba poblada. Las pocas casas que había en el área se encontraban más arriba. No se encontró el arma del crimen, ni tampoco otros pistas que resultaran decisivas. Lo único concreto con que contaban eran unas colillas de cigarrillos, que podían haber caído allí con anterioridad, y las huellas de unos zapatos. Todo cuanto creían saber del asesino era que tenía los pies grandes.

 

Estado: Muy bien | Tapa dura con sobrecubierta ilustrada | Firma de anterior propietario en primera página.

 

Editorial: Círculo de Lectores | 2011

 

Páginas: 274

 

Medidas: 22x15 cms.

Nadie lo ha visto | Jungstedt, Mari

SKU: Novela
5,00 €Precio