Javier de Montcada hubiera muerto en la batalla de Brunete si Soledad, duquesa de Simancas, no le hubiera donado su sangre en el mismo campo de batalla. Tras reponerse de sus heridas, Soledad, casada con el representante del bando nacional en el Vaticano, lo seduce en su dehesa.

 

Estado: Muy bien | Tapa dura con sobrecubierta ilustrada, ésta con borde con pequeños cortes.

 

Editorial: Planeta, S.A. | 1ª Edición | 2007

 

Páginas: 1037

 

Medidas: 23'5x15'5 cms.

La enfermera de Brunete | Maristany, Manuel

SKU: Novela
5,00 €Precio