De sus viajes a Italia al servicio del emperador, y especialmente de una larga estancia en Nápoles iniciada en noviembre de 1532, nace la admiración de Garcilaso por la poesía clásica y su propósito de adaptar, siguiendo el ejemplo de Boscán, el modo itálico al castellano. Petrarca, Bocaccio, junto a Horacio, Virgilio y Tíbulo, le proporcionan los temas y los metros, instrumentos que su genio incorpora a sus experiencias vitales

 

Estado: Muy bien | Tapa blanda ilustrada. Páginas amarillentas por el paso del tiempo | De bolsillo.

 

Editorial: Alianza Editorial, S.A. | 1980

 

Páginas: 190

 

Medidas: 17'5x11 cms.

Poesías completas | Garcilaso de la Vega

SKU: Ext-Clásicos Españoles
5,00 €Precio