El poeta que escribió: "¡Carne, celeste carne de mujer" Arcilla -dijo Hugo-, ambrosía más bien, ¡oh maravilla!" no fue otro que el gran poeta nicaragüense Rubén Darío. Poeta de la sensualidad y el amor, su obra está marcada por el erotismo que le sedujo el perfume de la mujer.

 

Estado: Bien | Tapa blanda ilustrada. Oscurecimiento general en tapas.

 

Editorial: Instituto de Estudios Modernistas | 1999

 

Páginas: 66

 

Tamaño: 15'5x11 cms.

Poesía erótica | Darío, Rubén

SKU: Ext-Clásicos Españoles
3,00 €Precio