Anécdotas y epigramas desvergonzados. "Para escribir un libro como este es necesario perder un poco el respeto a los vivos y a los muertos. Y eso he tenido que hacer yo, aunque dulcificando siempre la insolencia probable con la coña posible. El epigrama y la caricatura son faltas de respeto veniales, mortificaciones leves, que jamás pueden ser tomadas como ofensas o afrentas, porque de eso las salva la intención jocosa..."

 

Estado: Muy bien | Tapa blanda ilustrada, con solapas.

 

Editorial: Espasa Calpe, S.A. | 1996

 

Páginas: 223

 

Medidas: 21'5x15 cms.

El jardín de las víboras | Campmany, Jaime

SKU: B-Medio
4,00 €Precio